Códigos

  • NO absolutamente SIEMPRE quiere decir NO
  • Prohibido filmar y/o sacar fotos. Cualquier persona sorprendida en esta actitud será invitada indeclinablemente a retirarse de inmediato.
  • Prohibido el ingreso de hombres solos a los sectores destinados exclusivamente para parejas.
  • Reina Loba sólo se responsabiliza por los objetos dejados en el guardarropa.
  • Quienes ingresan como pareja deben permanecer como tal dentro de Reina Loba. De retirarse uno de los integrantes, el restante también deberá hacerlo.
  • La vestimenta y el aspecto general deben guardar un mínimo de buen gusto e higiene. No se permitirá el ingreso a quien no cumpla este requisito
  • No será permitido ningún gesto irrespetuoso o una actitud de violencia física o verbal. El personal de seguridad retirará inmediatamente a quien los realizara.
  • Está absolutamente prohibido el ingreso con vasos o copas al sector de reservados.

Todas estas reglas cumplen la función de preservar la seguridad para todos, la discreción y brindar de nuestra parte el mejor servicio que todos merecen.

¿Qué es ser Swinger?

La palabra “swinger” se refiere a aquellas personas solas o parejas, con una mayor amplitud sexual que el promedio, que deciden ejercer su libertad responsable en relación a su vida sexual.

Esto incluye el intercambio de pareja, la práctica de sexo en grupos de tres o más personas y todas las variantes que puedan surgir a partir de ello, dependiendo en cada caso de las preferencias personales. Y aunque muchos confunden la definición de swinger sólo con el intercambio de parejas, cada vez más personas solas de ambos sexos y de todas las edades adoptan este excitante estilo de vida.

Esto conlleva casi siempre en el comienzo ciertas inquietudes, y a partir de nuestra propia experiencia intentaremos ayudar en las dudas más habituales de quienes se inician: Una cuestión recurrente y que genera en principio ciertos malestares y a veces presiones es cuando uno de los integrantes de la pareja desea ingresar en este mundo y el otro integrante se rehusa.

En primer lugar, esto no es atrayente para todos y podría ser que tu pareja no sólo no le encuentre atractivo sino que incluso lo vea como algo negativo. Pero si realmente piensas que podría terminar por disfrutar con esto, y lo que sufre son las trabas lógicas del inicio, te sugerimos que la persuadas lentamente, estableciendo desde el inicio que la amas por encima de todas las cosas, que no están en juego los sentimientos de ambos y que su decisión debe ser enteramente libre, porque esa es la idea, que juntos ejerzan el derecho de gozar de la libertad.

Fantaseen con la idea de ampliar la sexualidad de la pareja más allá de los convencionalismos, para que todo sea fluido, confiable y con profunda confianza de ambas partes. La conversación y la sinceridad son en este tema fundamentales.

La curiosidad también lo es. Vean juntos, por ejemplo, páginas como ésta, despertando la natural curiosidad y, sobre todo, háblenlo mucho y sin vergüenzas. Éste es el punto más importante. Y ante todo, debes interesarte en conocer sus fantasías, sus temores, sus dudas.

Explora a fondo su sensualidad así como la tuya y una vez que tengas claro qué podría ser lo más satisfactorio para ella y para los dos, busca medios como éste, donde podrás encontrarte con personas afines y con las mismas inquietudes. Te sorprenderás al ver cuántas personas sienten y piensan lo mismo que ustedes.